Blog

pack-toallitas-contexto-e1507738473948

Un pañal es como el deseo de dormir y alimentarse: está en tu bebé prácticamente todo el día. Es por eso que, a la hora de elegir el más indicado, debes conocer sus características para asegurar que esté bien protegido. De los pañales ecológicos del mercado, los Bambo Nature y BioBaby tienen gran aceptación. Pero, ¿en qué se diferencian?

  1. Procedencia

La primera distinción entre ambos pañales es el origen. Los Bambo Nature son fabricados en Europa, específicamente en Dinamarca. De hecho, la celulosa utilizada proviene de bosques escandinavos de manejo forestal responsable.

Por su parte, al igual que Chespirito, los pañales BioBaby tienen su origen en México y también son más nobles que una lechuga.

  1. Certificaciones

Los BioBaby son amigables con la piel de tu bebé y también con el entorno. Lo confirma su certificación Eco-friendly, la que asegura un alto número de materiales oxo-biodegradables y sustentables, para así romper la dependencia de fuentes no renovables. Además, son Cruelty Free, es decir, no han sido testeados en animales.

Respecto a los Bambo Nature, en total cuentan con 3 certificaciones:

  • Dermatológicamente probados: testeados clínicamente para prevenir irritación y alergia a la piel.
  • Nordic Ecolabel: 50% de la materia prima debe provenir de materiales renovables.
  • FSC: durante el proceso de fabricación se plantan más árboles de los que se talan.
  1. Tiempo de degradación

A diferencia de los pañales convencionales que se degradan en 300 a 400 años, los Bambo Nature tienen un tiempo de degradación de 3 a 6 años. Toda la parte orgánica, es decir, celulosa, absorbente de trigo y polímeros vegetales, es biodegradable y puede ser compostada. Además, son libres de cloro, blanqueadores ópticos, perfumes y otras sustancias peligrosas.

Como la bandera mexicana, los BioBaby también tienen un lado verde predominante, ya que se reintegran a la naturaleza en un periodo de 3 a 7 años. El núcleo del pañal se compone de materiales sustentables como celulosa y gel absorbente en base a almidón, además de manzanilla, lavanda y geranio que protegen la piel del bebé.

¿Ya te decidiste por unos pañales ecológicos? En cualquier caso, ambas alternativas representan una opción amigable con el medio ambiente.

Artículos relacionados

Entradas recientes

Categorias del Blog

Ver todo